Las mejores formas de hacer eructar a un bebé

Como madre primeriza, nunca me di cuenta del todo de la importancia de hacer eructar a un bebé hasta que mi pequeño gritaba de dolor. Los bebés tienen la barriga pequeña y, cuando comen, tienden a tragar mucho aire, lo que los llena de manera incómoda.

Saber cómo hacer eructar a un bebé es fundamental para frenar un posible dolor de estómago.

Hacer eructar a un bebé frágil asusta a los padres primerizos. Debe colocarlos correctamente para apoyar su cabeza, pero también saber dónde darles palmaditas para liberar el aire. No temas, estamos aquí con algunas orientaciones, consejos útiles y trucos.


Consejos para eructar con éxito

Antes de comenzar a hacer eructar a su bebé, tenemos algunos consejos que puede seguir. Estos son:

  • Trae un paño: Eructar puede provocar regurgitaciones, que pueden arruinar su ropa. Mantenga siempre un paño para eructar entre usted y su bebé. También es una buena idea traer un extra para limpiar la leche que pueda haber vuelto a salir.
  • Centrarse en el lado izquierdo: Cuando eructe, concentre sus acciones en la parte izquierda del centro de la espalda. La barriga de tu pequeño está alrededor de esta área, por lo que tendrás más posibilidades de soltar el eructo.
  • Sea más firme: Esto dependerá de tu bebé. Algunos bebés eructan con facilidad, mientras que otros requieren una mano más firme.

Cómo hacer eructar a un bebé: cuatro formas

En el pecho o en el hombro

Esta es una de las dos posiciones que recomiendo a los padres para que los eructos sean más efectivos. Los músculos externos del estómago están más relajados de lo que estarían en una posición sentada. Esto permite que se expulse más aire del estómago. (1).

Nota del editor:

Dra. Leah Alexander, MD, FAAP

1. Coloque su paño

Este método es sencillo, pero debe tener especial cuidado al tratar con recién nacidos. Coloque un paño en el hombro que planea usar. Asegúrese de que también proteja su espalda.

2. Coloque al bebé

Luego, coloque suavemente a su pequeño contra su pecho, apoyando la barbilla en su hombro. Si su bebé es pequeño, puede colocarlo más abajo de su pecho para un mejor apoyo. Es posible que esta posición no sea tan exitosa, pero es una excelente manera de comenzar si se siente aprensivo.

3. Suelta el eructo

Use una mano para sostenerlos, mientras frota suavemente o acaricia su espalda con la otra.

Más de 6 meses

Para los bebés mayores de 6 meses y que tienen un mejor control de la cabeza y el cuello, puede colocarlos más arriba en su hombro. Sosténgalo lo suficientemente alto para que su hombro presione ligeramente contra su estómago. Asegúrese de que no estén demasiado hundidos y que puedan respirar cómodamente.

Boca abajo

Esta es la segunda posición que encuentro más efectiva. Una vez más, los músculos externos del abdomen se relajan y se libera más aire. La cabeza del bebé se puede girar hacia un lado para que descanse contra su regazo.

Debido a que su bebé puede escupir un poco más durante un eructo en esta posición, es posible que necesite un paño adicional. No hay necesidad de preocuparse por la cantidad de leche que sale. Es mucho menos de lo que parece y, por lo general, no da como resultado un aumento de peso deficiente.

Foto de cabeza de la Dra. Leah Alexander, MD, FAAP

Nota del editor:

Dra. Leah Alexander, MD, FAAP

1. Coloque el paño

Coloque su paño para eructar sobre su regazo. Trate de colocarlo de manera que quede algo colgando sobre el costado de su pierna. Coloque uno en el piso si tiene alfombras que proteger.

2. Coloque a su bebé

Coloque suavemente a su pequeño boca abajo sobre su regazo, como una bandeja, alineado con su cuerpo.

Use su mano para girar la cabeza de su bebé hacia un lado para que descanse contra su pierna.

Si su bebé tiene más de 6 meses, puede colocarlo un poco más lejos sobre sus rodillas. De esta manera, aplicará una ligera presión en su estómago, lo que puede ayudarlo a eructar.

En la práctica, la mayoría de los bebés mayores de 6 meses ya no necesitan eructar. Parece que lo hacen solos con la actividad y el movimiento normales del bebé (es decir, darse la vuelta, intentar sentarse, estar boca abajo).

3. Dale palmaditas en la espalda

Acaricie o frote la espalda de su bebé hasta que eructe.

Caminando

Una vez que su bebé tenga un mejor control de la cabeza, este es un método alternativo que puede probar. Cargue a su bebé sosteniéndolo frente a usted, boca afuera, boca abajo. Su espalda estará contra tu estómago.

Coloque una mano debajo de su trasero, con la otra sobre su estómago.

El brazo sobre su barriga trabajará para aplicar una ligera presión, lo que ayudará a liberar el eructo. Camine por la habitación con movimientos suaves y relajantes para liberar el eructo.

En tu regazo

1. Preparar con tela o babero

Dependiendo de lo que prefiera, coloque un paño sobre su regazo o un babero sobre su bebé, o ambos. De esta manera, estará listo para atrapar cualquier regurgitación.

2. Sienta a tu bebé

Coloque a su bebé sentado en su regazo, de espaldas a usted o hacia un lado. Coloque una mano de modo que apoye su cuerpo, con la palma de la mano sobre el pecho y los dedos sosteniendo la mandíbula y el mentón. Asegúrese de que sus dedos no estén alrededor o presionando la garganta de su bebé.

3. Haga que su bebé eructe

Una vez que su bebé y su mano estén en posición, intente inclinar a su pequeño ligeramente hacia adelante. Frote o palmee su espalda con la otra mano y espere a que eructe.

Clínicamente, encuentro que esta posición es la menos efectiva para producir un buen eructo. Sorprendentemente, es uno de los favoritos de las enfermeras que atienden a los recién nacidos en la guardería. Debido a que la barriga del bebé está “aplastada” en esta posición sentada, hay mucha presión internamente sobre el estómago y los intestinos.

Si bien se puede liberar algo de aire, una gran parte permanece en el estómago, lo que hace que el bebé esté irritable y molesto horas después. Cada bebé es diferente, pero muchos de mis padres que prueban esta posición se quejan de dificultad para hacer eructar a su bebé.

Foto de cabeza de la Dra. Leah Alexander, MD, FAAP

Nota del editor:

Dra. Leah Alexander, MD, FAAP

Cómo hacer eructar a un bebé mientras duerme

Los bebés suelen quedarse dormidos mientras comen. Ya sea que estén amamantando o alimentados con biberón, los movimientos de succión mientras se llena la barriga es la mejor receta para el sueño de un bebé. Es especialmente común durante la noche, ya que su cuerpo ya les está diciendo que se duerman.

Aún así, incluso si su bebé se ha quedado dormido, para algunos, es esencial hacerlos eructar antes de acostarlos. Hacer eructar a su bebé dormido no es muy diferente a hacerlo eructar mientras está despierto. Sin embargo, la parte complicada no es despertarlos; debes ser lento y extra suave.

Algunas posiciones no son ideales para hacer eructar a un bebé dormido. Es probable que lo despierte si lo sienta en posición vertical en su regazo.

Las mejores posiciones cuando tu pequeño está dormido es sobre tu pecho o descansando sobre tu antebrazo. Al colocarlos sobre su pecho, su bebé continuará aliviado al estar cerca de su corazón mientras usted puede frotar su espalda para liberar el eructo. Si está sentado en una silla mientras amamanta, puede probar el método boca abajo, pero puede ser difícil volver a acostarlo.

Por qué es importante eructar

Hacer eructar a su bebé es una de las partes esenciales de la paternidad temprana. Los bebés pequeños aún no son autosuficientes, como los niños mayores y los adultos. No tienen tanto control sobre sus cuerpos y necesitan ayuda para liberar gases. (2).

Cuando su bebé come, es común que trague una cantidad significativa de aire. El aire luego viaja al estómago donde crea burbujas de aire, llenando la barriga de su bebé. Es probable que estas burbujas de aire incomoden a su pequeño y le den una sensación de saciedad sin terminar su comida.

Como su bebé todavía tiene hambre, pero se siente incómodamente lleno, puede volverse quisquilloso e incluso irritable. Es por eso que eructar es una parte esencial de la hora de comer con los bebés.

No todos los bebés necesitan eructar con frecuencia. A algunos les va bien con un poco de eructos, una vez en cada comida. Otros pueden necesitarlo después y durante cada comida; descubrirás desde el principio qué es lo mejor para tu bebé.

¿Con qué frecuencia debe eructar su bebé?

La cantidad de eructos que necesita un bebé depende principalmente de si lo está alimentando con biberón o amamantando. Al amamantar, intente hacer eructar a su bebé cada vez que cambie de seno. Si su bebé ha tragado aire en exceso, probablemente se negará a seguir amamantando.

Eructar mientras cambia de senos le permitirá a su pequeño completar su comida sin sentirse incómodo. Luego, una vez que haya terminado, hágalos eructar nuevamente. Si su recién nacido solo está manejando un seno, detenga la alimentación a la mitad para eructar.

Con los bebés alimentados con biberón, ya sea con leche materna o con fórmula, trate de hacerlos eructar al menos una vez por alimentación; hágalo aproximadamente a la mitad de la alimentación. Si su bebé se pone inquieto o tarda más en terminar, intente hacerlo eructar. más.

Los bebés que toman fórmula tienden a tener más gases que los que son amamantados. No está claro si esto se debe o no a que se ingiere más aire durante las tomas oa un componente de la fórmula en sí. (3).

¿Cuánto tiempo lleva eructar?

Depende de su bebé y del eructo, pero por lo general, tomará de uno a dos minutos. Es posible que vea que, a veces, el eructo saldrá tan pronto como siente a su bebé. Otras veces, necesitas más paciencia y una mano más firme para frotar o palmear su espalda.

Si su pequeño a menudo muestra signos de rigidez y parece incómodo, consulte a su pediatra. Pueden tener un exceso de gas y requerir ayuda adicional para aliviarlo.

No es inusual que los bebés con reflujo grave, llamado enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), se nieguen a dormir hasta 30 minutos después de una comida. Esto es diferente de las «regurgitaciones» normales en las que el bebé está feliz. El reflujo ácido doloroso puede ser frustrante si su bebé se agita por el cansancio. Si cree que su bebé tiene síntomas de ERGE, consulte a su pediatra. (4).

¿Qué pasa si su bebé no eructa?

A menudo, no puede haber eructos para soltar. Algunos bebés no tragan mucho aire, mientras que otros liberan el gas al defecar rápidamente después de comer. Una cantidad de tiempo normal para intentar eructar es de 10 a 15 minutos. Mientras su pequeño esté feliz y contento, no se preocupe si el eructo no aparece.

Si su bebé tiene cólicos, es posible que se sienta incómodo si no eructa. Pero al menos un estudio mostró que eructar no necesariamente mejora los cólicos (5). Si están luchando, pregúntele a su médico por otros remedios; pueden recomendar gotas de gas o agua de gripe.

El cólico, aunque es difícil para los padres, tiende a resolverse por sí solo alrededor de los 3 a 4 meses. (6).


Los eructos son el mejor amigo de un bebé

Después de una comida o durante la misma, algunos bebés tragan mucho aire, lo que hace que sus estómagos se sientan incómodamente llenos. Saber cuándo hacer eructar a tu bebé es fundamental. Tiene muchos métodos para eructar, así que use uno con el que se sienta cómodo.

Para algunos bebés, el eructo emergerá tan pronto como los siente erguidos. Para otros, toma un poco más de tiempo y requiere más frotamiento o palmaditas.

Si su bebé no eructa, no se estrese, tal vez no sea necesario. Siempre consulte a su pediatra si tiene alguna duda o si su bebé parece inusualmente quisquilloso o incómodo.

Etiquetas:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Aibebes.com
Logo
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar